Compare los software
Infórmese

Comunicado de prensa, y actualidad...

<< Volver Ver todas las entrevistas >>

 

Entrevista a Daniel Fernández, pedagogo y experto en e-learning

bsoco: Podría presentar brevemente a Daniel Fernández? ¿Por qué decide iniciar su carrera como freelance?

Daniel Fernández Porras: Soy jefe de proyecto e-learning freelace. Me licencié en pedagogía hace 15 años y desde entonces he tenido la oportunidad de desempeñar diferentes roles en el e-learning empresarial y universitario: consultor, jefe de proyecto, responsable de e-learning, formador, autor, diseñador instruccional y guionista.

Durante años mi reto profesional ha sido aplicar la didáctica a ámbitos poco habituados a ella -como las empresas-. Hoy en día no se duda de la importancia del diseño instruccional en las consultoras o departamentos de formación y RRHH, incluso algunos se jactan de seguir enfoques pedagógicos avanzados, pero la realidad muchas veces es otra. Aunque la insdustría del e-learning ha realizado importantes avances, sigue quedando bastante camino que recorrer. Deberíamos esforzarnos más en lograr que la formación sea desafiante, motivadora y eficaz. Y no olvidarnos de un ingrediente fundamental: la creatividad.

Mi actividad como freelance me ha acompañado desde los inicios, compaginando muchas veces el trabajo asalariado con colaboraciones como formador, guionista o consultor, y en otros momentos trabajando 100% por mi cuenta. Trabajar de manera autónoma me ha proporcionado una experiencia muy valiosa, pudiendo enfrentar tareas que de otra manera no hubiera podido hacerlo, manteniendo un contacto más completo con el cliente, y posibilitándote trabajar en otros ámbitos como la comunicación audiovisual.

 

bsoco: ¿Cuál es el aspecto más importante dentro de su especialización?

Daniel Fernández Porras: Desde mi punto de vista, un jefe de proyectos de e-learning no solo debe ser un buen gestor y tener competencias tecnológicas, también debe ser un experto en aprendizaje organizacional.

Es triste comprobar como bastantes proyectos de e-learning no logran cumplir lo que prometen. Tener un alto nivel de exigencia en aspectos tecnológicos, estéticos y de diseño únicamente, en mi opinión supone un enfoque superficial del problema con el que solo lograremos aparentes éxitos a corto plazo (en el mejor de los casos). Algunos responsables de formación parecen más interesados en este tipo logros en forma de estadísticas de alumnos satisfechos o productos atractivos para poder enseñar a sus responsables, que en lograr impactos reales en la organización.

Creo que un enfoque profundo implica un desarrollo pedagógico de alto nivel y la adopción de un enfoque estratégico. El jefe de proyecto debe orientar el problema de este modo y tener una visión clara de lo que se quiere lograr, compartiéndola con todo el equipo. Esta labor de unificación y consenso también es necesaria realizarla con los stakeholders del proyecto, partiendo de un análisis certero y gestionando adecuadamente las expectativas.

bsoco: ¿Qué debe tener en cuenta una organización que quiera desarrollar una estrategia de la gestión del conocimiento y del aprendizaje?

Daniel Fernández Porras: Desarrollar una estrategia para la formación y el aprendizaje organizacional implica partir de un análisis contextual de la organización en general (su cultura, sus objetivos, planes estratégicos, características de sus sistemas informáticos, antecedentes, resistencias, etc.), de los destinatarios y de las necesidades de aprendizaje en particular.

Esta estrategia debe ser multidimensional, lo que implica tomar decisiones en diferentes áreas: enfoque pedagógico (cómo aprenderán, que rol desempeñará cada participante, cómo será el soporte, cómo se evaluará, qué metodologías y recursos, etc.), contenidos (qué tipo de contenidos y recursos se necesitarán, cómo se crearán, etc.), tecnología (infraestructura y software necesarios para dar soporte a las soluciones diseñadas), organización (qué recursos humanos serán necesarios, funciones y tareas que desempeñará cada uno), aspectos financieros (qué costes implicará y cómo se financiará).

 

Finalmente no debemos olvidar la importancia de la dimensión estratégica: Una estrategia para el aprendizaje organizacional debe estar vinculada al plan estratégico de la organización, actuando como un instrumento más para alcanzar sus objetivos. Todas las acciones impulsadas desde esta estrategia, deben estar alineadas y ayudar al logro de estos objetivos, lo que implica efectuar mediciones y evaluaciones a diferentes niveles (opinión, aprendizaje inmediato, aplicación al puesto e impacto organizacional).

 

bsoco: ¿Cuáles son sus proyecciones para el año 2015?

Daniel Fernández Porras: Tengo la sensación de que existe una progresiva recuperación en cuanto al volumen de negocio, acompañado de la aparición nuevos actores: consumidores con un perfil diferente (pequeña y mediana empresa) y proveedores más económicos que están permitiendo el acceso de estos nuevos clientes. En general una reactivación del sector.

La gamificación ya es una realidad y creo que continuará creciendo durante 2015. Ya podemos encontrar buenos ejemplos en nuestro país con resultados excelentes, aunque queda mucho por recorrer.

El social learning, el aprendizaje informal y en general la formación multicanal, son tendencias que continúan creciendo y transformando la cultura de la formación hacia modelos más abiertos. Este crecimiento irá de la mano de nuevos estándares mejor adaptados como Tin Can API, aún poco utilizado (el nivel de adopción de SCORM 1.2 sigue siendo arrollador).

En cuanto al mobile learning, llevamos tiempo hablando de él como tendencia pero tengo la sensación de que no termina de arrancar. Sí ha crecido bastante la utilización de HTML5 frente a flash. Cada vez más clientes nos piden diseños responsivos que funcionen en cualquier dispositivo, pero esto no es exactamente mobile learning. Por otro lado, teniendo en cuenta que España está a la cabeza en utilización de smarthphones en Europa, es previsible que en algún momento el mobile learning despegue con fuerza.

Pero de todas, la tendencia que más me interesa es el video learning. El uso de audiovisuales no solo es una tendencia en la industria del e-learning, en todos los sectores está experimentando una fuerte penetración. Hace algún tiempo la revista Forbes publicaba que el 60% de las personas que toman decisiones en los negocios prefieren ver vídeos antes que leer textos en Internet. En otro estudio realizado por Ipsos y Google para Reino Unido, se afirmaba que los usuarios de smartphones son ávidos consumidores de vídeo: el 67% ven vídeos frecuentemente y un 14% al menos una vez al día. Las tabletas y smartphones se han convertido en el hábitat natural del vídeo. Otros factores que también están facilitando su crecimiento son la necesidad de añadir una mayor humanización en los contenidos, el auge del storytelling y el branding, por citar algunos.

Aprendizaje Oculto

bsoco: Muchas gracias por sus respuestas.

https://danielfernandezporras.wordpress.com/